Te quiero (performance)

Eres la anormalidad de mi linea del tiempo,
la que me saca de mis casillas. Me jodes
cuando desgarras lo que quiero ser.

Quería ser el hielo en el que la luna riela,
el fracaso premeditado de una vida aséptica,
el salmón que nada contra-contracorriente,
aquel que no busca perpetuarse en el tiempo...
¡Ay mi línea del tiempo! La que tú rompes
triunfante y refulgente sobre mis nieves.

Y te quiero por eso.

Eres el resplandor que interrumpe mis sueños,
el que me hace madrugar. Me encabronas
cuando haces volver a sentirme humano.

Porque no hace mucho, acuérdate, renuncié
a latido, esperanzas, rubor y poesía.
Porque hasta ayer pensaba en la vida romántica
de desencanto, evasión, rebeldía y muerte...
¡Ay mis sueños! Los que tú disipas
poniendo mis pies en la tierra.

Y por eso te quiero.

Te quiero por ser mi anormalidad
Mi sol templado, mi poesía, mi corazón
que vuelve a latir.
Porque un mundo sin ti, no merece alojar vida;
porque un día sin ti, no merece ser tiempo.
Porque aunque me desesperes, me jodas,
me encabrones y me pongas en mi sitio,
nada hay que me haga más feliz, si tú lo haces.

Tú, solamente tú.


Post Escriptum: Muy querido lector: esto es una mera improvisación sin ninguna preparación ni ensayo. El autor de este blog y autor de los versos sobre estas líneas no se responsabiliza de los efectos posiblemente purgantes que tenga la calidad de dichos versos sobre el lector. Gracias por su comprensión y no, no estoy enamorado. No desde hace (d)años.