La Casa de Asterión

Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que ho hay una cerradura? Por lo demás, algún atardecer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, cro, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madra; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera.
El hecho es que soy único. No me interesa lo que un hombre pueda trasmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Loas enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprndiera a leer. A veces lo deploro, porque las noches y los días son largos.
Claro que no me faltan distacciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suel, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. (A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos.) Pero de tantos juegos el que prefiero es el de otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.
No sólo he imaginado eso juegos, también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce [son infinitos] los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes, la casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris, he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Eso no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce [son infinitos] los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.
Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensantgriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor, Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redeentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?

El sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre.
-¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro apenas se defendió.

Jorge Luis Borges

Solo...

estoy mal... llevo días mal


...



...



...



...



...



estoy solo...


...



...



...



estaré siempre solo...


...



...



...



ya estoy cansado de esperar y esperanzar...


...



...



se que muchos creeis que soy un prepotente y una estatua de hielo... no lo soy... pero si me escondo tras una pantalla de soberbia es por algo... asi que no me importa que quedeis conmigo para tomar algo y contarolos... no soy un prepotente, en serio... solamente estoy... solo.

El amor en los tiempos de examenes.

Es bien sabido que por algun extraño azar en Febrero y Junio alcanzo los niveles máximos de ñoñeria vital. El caso es que, como dije en el flog este finde me he tragado dos pelis de esas de lagrima fácil... ¿que quereis? dejadme vivir!! si me apetece verlas las veo y punto. Jo!

He llegado a la conclusion (en estos 20 primeros dias de 2008) que estoy condenado a errar solitario por el mundo sin nadie a mi lado (y con nadie me refiero a pareja). Sí, estoy cansado de oir que saltará la liebre pero señores, no vivo en un ecosistema con liebres ni conejos ni nada parecido. Asi que solito y soltero forever a never jajajaja

Estoy super atareao con el trabajo sobre los tópicos del Amor de Literatura Latina y Otras Literaturas. Estoy haciendo una especie de sinfonia de una historia de amor tópica en plan, nos conocemos, nos queremos, nos separan, nos reencontramos pero yo estoy casada, nos suda la polla que exista un tercero y nos seguimos enrrollando, el tercero lo sabe y se cabrea, el tercero mata al amado, la amada mata al tercero por venganza, el amado muere en brazos de la amada, la amada errabunda y triste por el mundo, la muerte reune a los amantes.
El caso es que son 25 pistas de sendas bandas sonoras de diferentes peliculas y la pista 26 es la cancion famosisima de Ain't no mountain high que todos hemos cantado alguna vez dando saltos en la cama...
...
...
...
...
...
que yo he cantado alguna vez dando saltos en la cama...
...
...
...
...
...
que yo canto repetidas veces dando saltos en la cama...
ejem...
pues eso... ejem...
Pues el jueves examen de Literatura Hispanoamericana... me tengo que leer la Nueva Coronica de Huaman Poma y los diarios de Hernan Cortés que es lo que me falta. Como no tengo ya clase esta semana me pasaré dia y tarde trabajando en ello. Una recomendacion. Un cuento llamado El Matadero, lo leimos en clase y es espeluznante... casi vomito, en serio.

Y el martes 29 regresamos a los tiempos de Lama con su examen... tengo apuntes de 4 fuentes diferentes... me he leido tooodos los libros... esta vez apruebo porque si no me voy a poner furioso de veras...

Y acabamos con la asignatura Lingüistica aplicada a la enseñanza de ELE el 7-F... un divertido coñazo ya que mi vocacion no es enseñar español a extranjeros por muy floreciente que sea el mercado en esas lides.

En fin chicos creo que he dicho muchas cosas...

...

...

esta bien, como se que seguis pensando en eso: canto y bailo Ain't no Mountain High con el MP4 a todo volumen encima de la cama saltando y con el movil como si fuera el micro, ale.

PD: ya hablaré del "Gallardongate" de momento leeros el articulo que El Pais dedico al asunto pinchando aqui. Merece la pena leerlo, es como el final de una novela de intrigas palaciegas.

Fiu.....

Ya puedo respirar más tranquilo...


...



...



...



...



...



...



...



...



... mi beca esta en trámites... XDDDDDDD

A los que sueñan...

Soneto.
Contiene una fantasia contenta con amor decente
Deténte, sombra de mi bien esquivo,
imagen del hechizo que más quiero,
bella ilusión por quien alegre muero,
dulce ficción por quien penosa vivo.

Si al imán de tus gracias atractivo
sirve mi pecho de obediente acero,
¿para qué me enamoras lisonjero,
si has de burlarme luego fugitivo?

Mas blasonar no puedes satisfecho
de que triunfa de mí tu tiranía;
que aunque dejas burlado el lazo estrecho

que tu forma fantástica ceñía,
poco importa burlar brazos y pecho
si te labra prisión mi fantasía.
Sor Juana Inés de la Cruz

Síndrome posvacacional

¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!

Y ¿quien quiere volver con la que se avecina?... desde ahora y hasta que acabe el curso no habrá cuartel...

¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!
¡¡¡NO QUIERO VOLVER!!!

el FENIX de los ingenios


"En tanto que muero Fénix, poned a tanta llama descanso, pues otra vida me espera"
EL CASTIGO SIN VENGANZA. Acto II. Versos 1315-1318

"Las familias"

Por favor, leed el siguiente artículo. Creo que comulga muy bien con mi manera de pensar aunque si yo lo hubiera escrito hubiera sido bastante más radical... quizá lo haga. Os ruego que opineis. Es, por así decirlo, la respuesta a las "macromanifestaciones pseudo-politico-religiosas" que Rouco (me reservo la opinion sobre este ser repugnante) y su camarilla de amiguetes del Opus convocaron hace unos días en Madrid. Merece la pena, leedlo.


"Observamos con cierto estupor como a lo largo de estos días se nos ha venido convocando, a través de las parroquias, obispados y diversos medios de comunicación, para concentrarnos y manifestarnos “en favor de la familia cristiana”. Ya se había hecho con anterioridad, y esta reiteración aún nos preocupa más, si cabe, pues no teníamos conciencia de que estuviésemos en peligro. Es más, no sabemos muy bien de qué o de quién debemos defendernos y, con cierto desconcierto, nos hemos planteado: ¿quién nos ataca?
Somos un matrimonio próximo a cumplir 30 años de vida en común, creyentes cristianos y miembros activos de nuestra Iglesia desde muy jóvenes; de hecho nos conocimos en grupos parroquiales en los que ambos nos formábamos en la fe e intentábamos desarrollarla. Nada ni nadie, si exceptuamos nuestras propias limitaciones, impidió, ni tan siquiera entorpeció, para que desarrolláramos nuestra vida, personal y de pareja en ninguna de sus facetas; nuestra militancia cristiana fue perfectamente aceptada y compatible con otros grupos sociales y políticos con los que compartimos anhelos de cambio social en nuestra España de los años 70 y en la transición, aportando a todo ello nuestra visión social cristiana tal y como el Concilio Vaticano II nos había impulsado. Hemos educado a nuestros hijos de la mejor manera que nosotros considerábamos, sin que nadie nos impusiese nada y acudiendo a colegios de ideario religioso cristiano que, además, estaban subvencionados por el gobierno de turno. Ellos han podido elegir libremente sus referencias vitales y lo han hecho en la fe cristiana, continuando, como nosotros, una militancia activa en la Iglesia.
En definitiva, hemos sido libres para declarar y vivir nuestra creencia cristiana y para actuar en la sociedad según la misma; por lo tanto, insistimos ¿dónde está el problema?
A nosotros nadie nos los ha creado. No lo crean nuestros vecinos, Adolfo y Sergio, que son homosexuales e intentan construir una pareja con todas sus dificultades y con toda su ilusión, pues tienen derecho a ello; no son enfermos que, como si fuesen los leprosos de antaño, deban ser excluidos. Compartimos con ellos el amor y la fidelidad que desean vivir y los proyectos comunes por una sociedad más justa y tolerante, que a nosotros nos mueven desde el evangelio; el cual, por cierto, no establece normas para la confección de una familia o de una determinada organización social, que esto es cambiante a lo largo de los tiempos y los lugares, sino unos valores. Y entre ellos está la tolerancia y no está la exclusión.
Tampoco nos los crea Lola, nuestra amiga que, una vez conseguido el divorcio, sigue tirando del carro para que se mantenga la familia que constituyen sus hijos y ella. Nosotros la apoyamos para ayudar a que siga adelante, confiando en el cariño de las personas y en la bondad de la convivencia.
Tampoco lo hace multitud de parejas que no son creyentes y con las que trabajamos día a día en diversas tareas de nuestro ámbito. Ellas entienden su compromiso matrimonial desde otras perspectivas y se esfuerzan, lo mismo que nosotros, por madurar juntos y educar a sus hijos en los valores éticos en los que creen y que son ampliamente compartidos por nosotros. A estas parejas les agradecemos, además, su coherencia y el profundo respeto que sienten por nuestra creencia y que manifiestan, entre otras cosas, al no hacer la pantomima social de casarse por la iglesia o de introducir a sus hijos en unos sacramentos que no tienen entronque con su vida.
Y por supuesto, no nos crea ningún problema que se tengan distintos puntos de vista sobre un tema tan profunda y maravillosamente humano, y por lo tanto sujeto a tantos avatares sociales, históricos y culturales, como es el de la sexualidad. La importancia está en que todos, desde sus particulares creencias o increencias, aportemos experiencias de relaciones psicológicamente maduras y gratificantes; no se trata de moralizar, sino de caminar hacia relaciones interpersonales maduras y, en lo posible, estables, pero siempre atentos a los problemas y situaciones de cada persona.
En donde sí puede estar el problema de todo esto es en el tratar de imponer una sola visión sobre el tipo de pareja y de familia que hay que hacer, sobre el tipo de sociedad que se debe construir, excluyendo, por malas e inmorales, otros tipos de visión del mundo y de la sociedad. Y esto no es de recibo; el Evangelio no es un recetario sobre como construir la sociedad, sino la adopción de un estilo personal de vida con unos valores para ofrecer libremente y compartir en la sociedad que nos ha tocado vivir, que no es mala en sí, pues está preñada de vida y de esperanzas, de personas con grandezas y miserias que buscan, se pierden y, a veces, van encontrando. “Y vio Dios que todo era bueno”.
Defender a la familia, ¿no tendrá más que ver con trabajar para eliminar las pésimas condiciones de trabajo de tantas parejas, los bajos salarios, la imposibilidad de hacer frente a una hipoteca sin trabajar los dos miembros de la pareja en jornadas interminables, de no poder congeniar aceptablemente el trabajo y la paternidad o maternidad? En definitiva, con mejorar las condiciones vitales de tantas familias que padecen incomunicación, falta de estímulo, pobreza y un largo etcétera de situaciones que limitan su capacidad normal de funcionamiento. Luego, eso sí, decimos alegremente que se desmoronan las familias como si de un azar caprichoso se tratase o de la acción de un determinado gobierno.
¿Cuántos de los que se manifiestan por las familias son responsables, en base a su posición social o laboral, del mantenimiento de esas situaciones injustas? Porque la contribución a un mundo más justo y solidario en el que se respete la dignidad de cada persona y se erradique la necesidad y la pobreza sí que está en el evangelio. Y la necesidad, en sus diversas variantes, y la pobreza, absoluta o relativa, si que son causa de deterioro social y no tanto, como creen algunos miopes, los pecados personales contra la carne.
Dicho esto solo nos quedar pasar un poco de vergüenza ajena y expresar a nuestra sociedad la convicción de que no todos los cristianos pensamos y vivimos como el grupo que se manifestará; es más, que ese grupo no es mayoritario en nuestra Iglesia, y nos estamos refiriendo a la Iglesia en sentido amplio y no circunscribiéndonos a la española de estos tiempos, en la que parece que habrá que sentar en el diván de un buen psicoanalista a algunos de sus miembros para ver si conseguimos curarla de ese ataque agudo de manía persecutoria. Decirle que se trata de un grupo que no ha digerido bien el concepto Reino de Dios y lo confunde con el de ciudad terrenal y que, de esta manera, defiende sus intereses de bienestar, comodidad, tranquilidad espiritual y, de paso, sus aspiraciones de poder social. 28-12-07"

Post 1/2008

Pues ya estamos en 2008, uno de los años que tiene rima fácil...
Estoy un poco preocupado porque una llamada del señor Pic a las 7,30 de la mañana el dia de año nuevo me hizo recordar que no tenía propositos hechos para este año...
Y ha pasado dia y medio y aun no los tengo... ¿comienzo a preocuparme?
El unico proposito que tengo claro es el de retomar la "Operación Sílfide" desde que llegue ahora en Enero. Lo tengo decidido, una semana entera a base de batidos, te anti retencion de líquidos y otros rebusques de gordo más y ya cuando allá perdido unos kilitos, de que haya acabao los examenes reaparecer por el Sototerra y empezar a bajar kilos a lo bestia (el record estaba en perder 2,5 kilos en una semana y de media 1,8 más o menos) como el año pasado.

Que más... pos... no sé. Tengo mucha ilusion en este año que empieza. Si, la primera mitad va a ser jodidamente dura por los estudios. Pero espero que a partir de Julio-Agosto las cosas se calmen... en Octubre empezaré mi último año de universitario si Dios quiere... aun no me lo creo. Por lo demás no hay mucho decidido en mi vida. Este, al igual que otros años, se irá construyendo en forma de planning semanal y excepcionalmente mensual (se me ha escapado y en lugar de eso habia puesto sensual... en fin dejemoslo ahí)

Me gustaría escribir un nuevo episodio del Rancio Abolengo antes de acabar las vacaciones porque hay bastante gente que me lo esta pidiendo... vaaale, solo es Ana la que me lo pide pero pa mi ocupa tanto espacio simbólico como mucha gente.

Creo que no tengo nada más que añadir. Por cierto os agradezco las visitas a la gran gala de Nochevieja que preparé en el blog y agradezco publicamente las felicitaciones que recibi por ello.
Esta tarde volveré a la biblio a seguir leyendo comedias... Dios de mi vida... que locura de vida

Un besazo a todos los que me haceis una visitilla que se que sois unos cuantos porque el contador nunca falla.