Halloween...

Fiesta que me encanta... no por la frivolidad, sino por el verdadero fondo de todo esto. Por eso os pido: poned en pause la música de este blog y prestad atención a uno de los mejores reportajes de Cuarto Milenio: El hospital del Tórax... Os dejo la primera parte, las otras cuatro vendrán en el submenú una vez acabada la reproduccion.

Un reportaje es impresionante y aterrador...


FELIZ NOCHE DE LOS MUERTOS...

Walking in the rain


Yo: De negro, totalmente de negro, recién salido de trabajar: Pantalón vaquero negro sin jaspear, camisa negra con rayas mínimas blanquecinas, corbata negra, jersey negro de lana, fular a modo de bufanda negro alrededor de mi cuello. Caminando desde Callao hasta Sol por Preciados y de repente empieza a diluviar. La gente se oculta en los pocos espacios donde puede meterse y yo en principio hago lo mismo pero empieza a sonar en mi movil la canción que escuchais, probablemente, ahora: Dancing in the rain. Entonces me pongo a caminar con paso lento por la mitad de la calle bajo la sorprendida mirada de los que corren. Me daba igual, me sentí bien en ese momento. Me sentí bien. Liberado, quizás.

Apetecía y lo hice... me daba igual lo que pensasen o dijesen los demás, caminé durante unos 300 metros tranquilamente bajo una lluvia torrencial porque me apetecía... ¿y?

Like the swift flight of a single sparrow...


When we compare the present life of man on earth with that time of which we have no knowledge, it seems to me like the swift flight of a single sparrow through the banqueting-hall where you are sitting at dinner on a winter’s day. In the midst there is a comforting fire to warm the hall; outside the storms of winter rain or snow are raging. While he is inside, he is safe from the winter storms; but after a moment of comfort, he vanishes from sight into the wintry world from which he came. Even so, man appears on earth for a little while; but of what went before this life or of what follows, we know nothing."

----------------------------------------------------------------------------------------------

"Cuando comparamos la vida presente del hombre sobre la Tierra con aquel tiempo del cual no tenemos ningún conocimiento, me parece como el vuelo rápido de un solitario gorrión por una sala de banquetes donde cenas durante un día de un invierno. En el medio hay un fuego consolador para calentar el pasillo; fuera, las tormentas de lluvia de invierno o nieve rabian. Mientras está dentro, permanece a salvo de las tormentas de invierno; pero tras ese momento de comodidad, vuelve a desaparecer en el mundo invernal del cual vino. Así, el hombre aparece sobre la tierra un rato; pero de lo que hay antes de esta vida o de lo que hay después de ella, no sabemos nada."- Beda, el venerable.

Historia de un beso

"Yo creo que lo mejor que tenemos es el amor: ese misterioso poder que sale de nuestros cuerpos. No hay nada más hermoso que pueda sucedernos.
El amor como la música, como la pintura, como los libros... no se busca, se encuentra.
El amor es como... es como la risa: cuando llega, no hay quien pueda resistirse. Cuando te da el amor, como cuando te da la risa, todas tus defensas saltan en pedazos. No hay dinero en el mundo para poder pagar el amor de una pareja.
El amor es la mayor recompensa que tenemos las personas por estar aquí, aunque a veces, deje una herida en el alma de porvida."
Alfredo Landa en Historia de un Beso.

Sobre los días horribles

Hoy ha sido un día horrible... no de los más horribles aquí, académicamente hablando, claro. Simplemente ha sido horrible.
¿Por qué ha sido horrible? Porque he dejado que, nuevamente, los diez capullos de siempre (de un mismo grupo, dicho sea de paso) me han estropeado un día que iba viento en popa, aunque no a toda vela. En otras palabras, por una pipa pocha se me ha jodido la bolsa de pipas entera.
Iba bien, normal en casi todos los grupos y excepcionalmente genial en uno... y ¿por qué excepcionalmente genial en uno? Digamos que son un grupo... que depende del día y hoy ha sido con ellos algo genialmente mágico. Me he sentido genial con ellos hoy. Y justo despues de esto llegan los diez estos y me joden el día. Es la primera vez que me he cabreado en serio por algo en mi vida. Cabreado de salir con ganas de pegar un puñetazo a las paredes y con las piernas temblando de pura-purísima rabia.
Estoy bien, estoy más tranquilo. Trevor Morris tiene un efecto relajante y "optimistador" sobre mi. Por cierto, aun no lo dije pero desde hace unas semanitas en este blog hay audio. La música que escuchais es casi toda de ese tal Trevor Morris, de la bso de la cuarta temporada de The Tudors (las 2 primeras canciones: dancing in the rain y Surrey found Guilty (pedazo de tema este último)). Si quereis algo muy místico y genial saltad a la tercera cancion: Science and Religion de la bso de Ángeles y Demonios de Hans Zimmer (creo, no estoy seguro ahora). Y la cuarta cancion es de la tercera temporada de The Tudors: A howling wilderness/Jane Seymour's death, preciosísima.
Estoy bien. Mañana como si nada porque por fin es viernes aunque la montaña de ropa que se me avecina planchar me hace replantearme si realmente quiero que llegue el fin de semana... en definitiva: odio planchar, lo odio muchísimo... jejeje
Estoy bien

Juramento Socrático

Adaptación del Juramento Hipocrático de la declaración de Ginebra a la profesión docente. Se que muchos docentes pasan por aquí: deberíamos plantearnos mantener y recordar este juramento.

PROMETO SOLEMNEMENTE consagrar mi vida al servicio de la humanidad;
OTORGAR a mis maestros el respeto y la gratitud que merecen;
EJERCER mi profesión a conciencia y dignamente;
VELAR ante todo por la formación de mis alumnos como futuros ciudadanos del mundo;
GUARDAR Y RESPETAR la dignidad de los alumnos, incluso después de que haya pasado el tiempo de su formación;
MANTENER, por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión docente;
CONSIDERAR como hermanos y hermanas a mis colegas;
NO PERMITIRÉ que consideraciones de edad, enfermedad o incapacidad, credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual, clase social o cualquier otro factor se interpongan en mi deber;
VELAR por la transmision de los derechos humanos y de toda la ciencia y cultura que durante milenios hemos construido como humanidad;
NO EMPLEAR mis conocimientos para contravenir las leyes humanas, incluso bajo amenaza;
HAGO ESTAS PROMESAS solemne y libremente, bajo mi palabra de honor.

Caminar con descaro

Todos hemos sido alumnos y sabemos qué es ser alumno. Nadie te forma específicamente para ser alumno. Sin embargo desde el otro lado, siendo profesor, las cosas se ven de manera diferente. 2 años de bachillerato, 5 de facultad y 1 de formación específica...
Pero en realidad cuando te enfrentas a un aula tú solo, nada de lo que te han ido apuntando como consejo de futuro profesor desde prácticamente bachillerato, sirve de mucho... porque la sociedad cambia totalmente en los 8 años que te has dedicado a formarte para llegar a donde estás ahora.
Y la primera conclusión al enfrentarte a un aula es que hay tantas maneras de dar una clase como alumnos. Cuanto antes aceptes esta verdad universal, antes serás capaz de dar el siguiente paso... que es hacerles entender que estas por encima de ellos con pruebas.
Para ser profesor hay que tener complejo de superioridad y si no te crees superior a tus alumnos estás condenado a que un grupo de adolescentes acaben con tu orgullo y tu ego.
Por eso cada gesto cuenta. Desde caminar por un pasillo camino al aula, hasta el poseer el aula en sí sólo con entrar en ella...

El poema de amor más hermoso jamás escrito. Vol.2

Te quiero

Un lago en una isla
eso es tu amor por mí,
y mi amor te rodea
como un inmenso mar
de silencios azules;
pero tienen también
tus grandezas ocultas.
Soy un niño de sal
sobre tu falda;
me sostienen tus prados
submarinos,
eres frondosa cumbre,
eminencia visible
de tu tierra profunda.
Me enriquecen los ríos,
y tu amor, ese lago
corazón de la isla,
es la fuente de todas
las líquidas comarcas.
Te haces querer. Te quiero.
Mira mis blancas olas.

Manuel Altolaguirre.