Sobre los días horribles

Hoy ha sido un día horrible... no de los más horribles aquí, académicamente hablando, claro. Simplemente ha sido horrible.
¿Por qué ha sido horrible? Porque he dejado que, nuevamente, los diez capullos de siempre (de un mismo grupo, dicho sea de paso) me han estropeado un día que iba viento en popa, aunque no a toda vela. En otras palabras, por una pipa pocha se me ha jodido la bolsa de pipas entera.
Iba bien, normal en casi todos los grupos y excepcionalmente genial en uno... y ¿por qué excepcionalmente genial en uno? Digamos que son un grupo... que depende del día y hoy ha sido con ellos algo genialmente mágico. Me he sentido genial con ellos hoy. Y justo despues de esto llegan los diez estos y me joden el día. Es la primera vez que me he cabreado en serio por algo en mi vida. Cabreado de salir con ganas de pegar un puñetazo a las paredes y con las piernas temblando de pura-purísima rabia.
Estoy bien, estoy más tranquilo. Trevor Morris tiene un efecto relajante y "optimistador" sobre mi. Por cierto, aun no lo dije pero desde hace unas semanitas en este blog hay audio. La música que escuchais es casi toda de ese tal Trevor Morris, de la bso de la cuarta temporada de The Tudors (las 2 primeras canciones: dancing in the rain y Surrey found Guilty (pedazo de tema este último)). Si quereis algo muy místico y genial saltad a la tercera cancion: Science and Religion de la bso de Ángeles y Demonios de Hans Zimmer (creo, no estoy seguro ahora). Y la cuarta cancion es de la tercera temporada de The Tudors: A howling wilderness/Jane Seymour's death, preciosísima.
Estoy bien. Mañana como si nada porque por fin es viernes aunque la montaña de ropa que se me avecina planchar me hace replantearme si realmente quiero que llegue el fin de semana... en definitiva: odio planchar, lo odio muchísimo... jejeje
Estoy bien

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"