Road Movie

El jueves estaba tan aburrido en casa que decidí ir al cine (sólo, como casi siempre, porque me gusta más). El caso es que miré en el Universia ("El periódico de los universitarios Extremeños") los horarios y la próxima sesion iba a ser a las 19,00. En fin, no tengo mucho dinero, solo para la entrada pero no tengo para palomitas. Me decido a dar salida a mi gran cantidad de monedas de 1, 2 y 5 céntimos que llevo acumulando desde 1º. Reuno 3 euros más en monedas de 5 céntimos. No esta mal. El problema es cambiarlos. A las 18,40 salgo de mi casa con la intencion de que algun buen comerciante me cambie esas monedas. Voy a un ultramarinos (el típico lugar donde nunca tienen cambio) y me dicen que siga andando y no mire atrás... voy a otro sitio en el que nunca me había fijado ("La plaza de los congelados") y gracias a Dios, Buda, Alá o Yahve (o Krishna (quien sabe)) me cambian. Me faltaban 10 minutos a un lugar al que normalmente llegaria en 15. Bueno, llego a tiempo para sorprenderme mirando los horarios de que la sesion no empieza a las 19,00 sino a las 20,10... ¿qué hago ahora?. Un flashback me ciega: Borja se vino el domingo anterior conmigo en el autobus desde Villanueva y hablamos que teníamos que ir al cine a ver Pequeña Miss Sunshine. Casualmente le pego un telefonazo y acepta venir. Quedamos en el Arco de la Estrella, a las puertas de la parte medieval de Cáceres pues evidentemente no me iba a estar esperando como un pasmarote a que diesen las 20,10. Me sorprendo al llegar con el mercado medieval que montan de vez en cuando y me emociono porque nunca habia visto algo tan medieval (por si alguien no conoce la parte antigua de Cáceres le dire que es como meterse en una máquina del tiempo, asi que imaginaros la situacion con un monton de gente vestidos de medieval, un cerdo ensartado y asandose a lo Asterix, un tragafuegos, unos tipos tocando flautas, timbales y gaitas, puestos de patatas asadas (lastima no llevar dinero suficiente) un espadero, un puesto de vestuario medieval (insisto, que pena no llevar dinero) donde me enamoré de una capa de terciopelo negro que tenia pinta de ser muy calentita (que friky soy) y que costaba casi 150 €.
En fin, yo vi el mercao mu por encima, luego cuando llego Borja pues lo vi con más detenimiento en su compañía porque nos sobraba tiempo.
Volvimos al cine tras dar muchas vueltas (por cojer un atajo) y entramos en Pequeña Miss Sunshine compré mis palomitas y mi botellita de agua.
La peli me encantó. Es una pasada y quiero verla otra vez. Es un dramón pero es una comedia de esas de humor sano, de humor que reside en los matices no en lo escatológico ni en lo facilón. La verdad es que se posiciona como mejor peli de este año en mi lista mental... a falta de 2 meses pa cerrar la lista de 2006 creo que en 5º lugar iria Alatriste, en 4º esta El Laberinto del Fauno, en 3º V de Vendetta, en 2º La joven del Agua y en 1º, como ya he dicho, Pequeña Miss Sunshine. Me gustaron los personajes, son los típicos pero totalmente atípicos: Una familia en crisis. EL personaje que más me gusto fue el del hijo, Dwayne, me recuerda a mi en ciertas cosas. La frase: "La vida es un puto concurso de belleza detrás de otro. El instituto, la universidad, luego el trabajo... a tomar por culo. Y a la mierda la academia de pilotos, si quiero volar ya buscare el modo de hacerlo. Hay que hacer lo que te gusta, y a la mierda lo demás." Dicha precisamente por Dwayne aunque se tire sin hablar toda la pelicula (porque hace voto de silencio que tendrá que romper).
Despues de la peli cada uno a su casa y gran hermano en la de todos...
Un road movie... me gusta el genero, la verdad. Aunque lo que yo vivi aquella tarde de jueves tambien se puede considerar un pequeño road movie.
En fin, id a ver Pequeña Miss Sunshine.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
buenas! prometi escribirte...la verdad es q creo q no va mucho por la línea de tu comentario, pero en fin, yo ya dejo mi aportación en tu mundo....no se q ponerte pq a mi lo de escribir..puff... mi última reflexión va?suena a topicazo...a quien no le gustaria poder seguir viviendo como un niño?no es una necesidad de vuelta a la infancia ni síndrome de peter pan, tan sólo revindicar esa ilusión por la vida, la lucha por la misma...esta claro q la vida de nadie se soluciona soñando con imposibles pero tal vez esa necesidad de recrear una situación ideal sea lo q nos haga poner rumbo a nuestra vida, ver las cosas de forma más simple y no tan enrevesada...tal vez sea la capacidad de ser feliz y emocionarse con lo minimo..con el cariño de los demás..es más, creo q ni los niños de aqui saben apreciarlo, tal vez el no tener cosas materiales sea la unica forma de darnos cuenta d q en esta vida lo mejor es el sentirte querido por alguien, sentir q importas y demostrar que a ti tambien te importan...es alucinante lo q un enano de 4 añitos te puede enseñar, en serio...en fin...no se trata de vivir en una fantasia, sino de vivir la realidad ms sencilla q tiene la persona, q es la propia persona
[vyaa mierdecilla de comentario..pero fue un dia durillo y si se vive da q pensar]1besazo enorme rancio!!muchas gracias por todo!!ya te llamare algun dia (: ]
Anónimo ha dicho que…
Hola mago! Soy Fernan y tenemos una amiga común en un barrio madrileño llamado Batán (norte, o era el sur?).Bueno un dia estuvimos hablando mucho sobre cine y te dije que te escribiría pero si no es por la insistencia de nuestra amiga no lo hubiera hecho nunca. Y aqui estoy,tengo que decirte que despues de leer el comentario sobre Little Miss Sunshine me han entrado ganas de ir a verla.Ya me habían hablado bien de ella y ahora tu me has convencido del todo.
Nuestra amiga comúm quería que te hablara de una peli que vi ayer de Roberto Benigni, El tigre y la nieve, pero paso,lo dejamos para otro dia si eso. Yo lo que quiero comentar es el sufrimiento que pase el otro dia en la butaca del cine viendo Saw 3, Rock and roll en estado puro. Y ya habia visto las otras y mas o menos sobreviví a la experiencia, pero esta tercera entrega me puso los pelos de punta sobre todo en un par de escenas en las que casi tengo que vaciar la bolsa de las palomitas para vomitar en ella. A pesar de todo, me quedo con las dos anteriores.Y como parece que habrá una cuarta parte, me lo pensarè antes e iré bien preparado, tomaré un par de calmantes y llevare una bolsita por si acaso.
Venga nada mas, estaré atento a tus próximos comentarios y no me olvido que prometí grabarte un par de movies de Tarantino,¿recuerdas?
nos vemos, ciao!

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"