Sobre eso de esperar...

Cuando me dicen una y otra vez eso de: "no te preocupes, ya llegará"... es... me pone a parir, sinceramente. ¿Por qué habría de llegar?... hay personas mejores, personas normales disponibles aun, no creo que haya tiempo para conocerme a mi, ni tiempo ni gente tan desesperada...
Como le decía a una amiga, esto es como la literatura realista/naturalista: los antecedentes del protagonista te darán su desarrollo y su final. Antecedentes = sólo yo. Presente = sólo yo. Y por tanto, siguiendo los postulados realistas/naturalistas: futuro= sólo yo.
Aun me permito el lujo de recordar algunos días inolvidablemente buenos con alguna persona que luego desapareció, algún tipo de esperanza en lo que pudo ser y no fue en el pasado con alguna otra persona, palabras, palabras y más palabras...
Me emociono con el final de Amelie cuando ella llora haciendo su tarta tras imaginar que el amor de su vida está llegando hacia ella... pero rompe a llorar cuando se da cuenta de lo ilusa que ha sido al pensarlo.
Me emociono con el final de Snape cuando se descubre que ha sido el tercer hombre, que ha amado a una persona toda su vida y ha permanecido solo porque incluso tras su muerte la amaba.
Me emociono pensando en la cantidad de personajes buenos que acaban solos en las películas y me asusta estar cada día más cerca de ser uno de ellos.
Estoy cansado de esperar, de buscar, de encontrar sombras, de dejarme encontrar, de hacer algo, de no hacer nada y de que nada funcione. Estoy cansado y asqueado con todo lo que supone ser YO.
Pero bueno, los hay que somos como el protagonista de aquel mito que a pesar de estar rodeado de comida no podía comer y a pesar de estar en un lago no podía beber...
25 años de malos indicios, son demasiados.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No me gusta esta entrada... Bórrala y haz una nueva, mas positiva.
Alguien me enseño que en la vida hay que tener carisma, hay que creerse a uno mismo y sobre todo quererse.

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"