Casi 3 años después

14/08/18

No os engañéis, volver no me ha sido tan difícil. Es, quizá, un tópico manido ir diciendo eso de "cuán difícil, complicado y abrumador me ha sido volver a escribir", o, al contrario, decir "qué ganas tenía de volver y no he tenido tiempo porque he vivido al límite de mis capacidades, necesidades o posibilidades".

Lo cierto es que ni la una ni la otra. No sabía si iba a volver a escribir algo aquí. Me he planteado de vez en cuando en estos tres años cerrar el chiringuito. Sin motivo, ¿entendéis? Es decir, de la misma manera que el dejar apartada la escritura en este blog no respondía a ninguna necesidad perentoria de apartarme del "mundanal ruido", el haber querido cerrarlo o haberlo cerrado no iba a suponer un acto cargado de trascendencia del tipo "dejar atrás la primera juventud".

Cuando yo era un intensito (porque lo era, y mucho. Sólo tenéis que leer todo lo que hay en el historial, incluyendo el último post de hace casi tres años), probablemente hubiera dotado de gran aparato a lo que entonces hubiere querido hacer (sí, ahora uso habitualmente el futuro de subjuntivo, lo que me convierte en un pedante o en un gilipollas, o en ambos, vosotros decidís).  Ahora me da todo un poco más igual. Dejé de escribir, simplemente porque dejé de escribir. Y he vuelto, simplemente porque quería volver. Aunque no sabría decir por cuánto.

Y hablando de cosas que siguen igual desde hace 3 años. Mi vida no ha cambiado nada de nada. Sigo igual de pasado de kilos, aunque con más años, igual de soltero, aunque más cínico, igual de huraño, quizá un poco más. Y, gracias a los años, un poco más de vuelta de todo. Y, la verdad, estoy bastante bien. No me puedo quejar.

Hace unos días me puse a releer todo lo que había escrito (lo anteriormente calificado como propio de un intensito) y la verdad es que ese periodo de casi 10 años fue todo un viaje. Recuerdo la mayoría de momentos en los que escribí lo que escribí y por qué. Es casi adorable leer entre lineas la desesperación que mostraba en ciertos momentos por encajar o por ser aceptado. Los intentos por demostrarle, no sé  a quién, lo interesante que era (me pegaría de leches a mi yo del pasado), el esfuerzo por intentar rebañar los restos del talento que creyere tener mediante la poesía o las alegorías basadas en los libros de los profetas bíblicos (por Dios, esos plagios casi descarados del Libro de Isaías).

Aunque cueste creerlo, todo tuvo su sentido. Antes he dicho que fue un viaje, y con ello he vulnerado las reglas anti intensidad, porque lo fue. Un viaje a aceptarse a uno mismo, a quererse, a saberse perfecto en sus imperfecciones y profundamente humano, ¿qué tiene de malo serlo? Porque como dice la filósofa RuPaul "Si no te quieres a ti mismo, ¿cómo coño vas a querer a otros?"

Cuesta años, cuesta lágrimas, cuesta mucho alcohol consumido en bares, cuesta muchos portazos y muchas ganas de darle la espalda a todo y tirar por el camino fácil, pero me siento orgulloso de que mi camino haya llegado hasta donde está hoy. Antes me ponía verde a mi mismo, pero no pienso renegar de mi yo del pasado, aunque tenga ganas de zarandearlo si me lo encuentro y gritarle que espabile. Y no pienso renegar, porque soy yo: imperfecto y falible. Como todos vosotros. Y me quiero por ello, porque básicamente, seré yo quien esté hasta el mismo final conmigo mismo. Es una certeza.

No quiero hacer de este post escrito casi tres años después del último una sucursal apócrifa de "Mister Wonderful", por eso no empezaré a decir eso de "valoraos", "quereos" "empoderaos" porque a mí que me lo dijeran otros no me sirvió de nada. Solo diré a los que me leáis que os dejéis llevar a donde la vida os lleve y punto.

No sé siquiera si volveré a escribir por aquí otra vez. Puede que sí, puede que no. Pero, aun contradiciéndome respecto al principio, en donde he procurado dejar claro y más que claro que no quiero dotar de trascendentalidad a este post, lo he hecho y no me arrepiento porque demuestra que esto de escribir es bastante orgánico para mí. Así que tengo que decir que si esta fuere la última entrada, es una entrada cojonuda para un epílogo.

Comentarios

gemini support number ha dicho que…
Gemini Two-factor authentication
Is 2fa factor Gemini Toll Free Number
enabled in your Gemini account? Are you facing trouble while implementing it? Is 2fa factor failed in your account? The answer to all the above questions can be addressed by the experts who have been dealing with all type of Gemini issues for a long time. You can reach the experts by dialing a Gemini phone number at 1-888-764-0492 and get your all errors fixed by attaining ultimate and phenomenal solutions. The experts are always available irrespective of time.
Gemini customer support number
Gemini Number
Gemini Contact Number
Gemini Toll Free Number
Gemini Support Number
Gemini Phone Number
Gemini Helpline number
Gemini Support Phone number
Gemini Customer Support
Gemini Customer Service
Gemini Customer Service Number
Gemini Wallet phone Number

More visit:- https://www.cryptophonesupport.com/exchange/gemini/

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"