Euforia

Solo Escuchad este video

Creo que el video es solo una excusa. Solo con el sonido me vale. Podeis escuchar simplemente... Llevo toda este día escuchando repiques de campanas que he ido encontrando por Youtube. Sin duda me quedo con este. ¿Qué me pasa para estar tan euforico como el sonido de estas campanas? ¿qué tengo que gritar con voz ensordecedora a los cuatro vientos? Ni yo lo se... esta euforia es pasajera... he llegado a un punto de misticismo quizás... la verdad es que hoy he llegado a concluir que todo me da igual... TODO. A tomar por culo todo, soy feliz y no tengo motivo y me la sudan los examenes, los parciales, las lecturas obligatorias y el mogollon de cosas que tengo que hacer por haber perdido, literalmente, una semana de clase... Soy Feliz. Llegados a este punto de mi vida, a este momento del año... SOY FELIZ... y creo que las campanas que escuchais expresan muy bien el punto místico de esa felicidad... el querer romper con mi grito la barrera del sonido para que el cielo se entere que soy feliz... creo que en gran parte se lo debo al de allá arriba porque desde luego lo que me ha pasado esta semana santa ha sido increible... Quiero contarlo... vereis: Esta semana santa he estado en Hoyo de Manzanares, como sabeis. He tenido mucho tiempo para pensar y una de las conclusiones a las que llegué fue que habia llegado la hora de actuar, la hora de ser del otro más que de mí mismo pero, obviamente, tenía miedo, fue una de las cosas que le dije al colegui en mi oracion pero él me dijo lo siguiente: "Vete al lugar más elevado de la finca y dime ¿qué ves?" Yo respondí: Montañas. El me dijo: "Aprende de las montañas, estas no huyen si un rayo las alcanza y si arden se vuelven a regenerar. Confia, pues, en el Espíritu... déjate llevar por él y no tengas miedo pues yo estoy contigo y haré que te regeneres y que te levantes cuando caigas"... Cuando recuerdo esto que me ha pasado se me forma un nudo en la garganta... creo que nunca fue tan directo conmigo y por eso creo que estoy preparado para ponerme a los pies del otro... a ser muestra del Dios que sirve en lugar de recibir sacrificios... el Dios que se pone a los pies del pobre y le lava los pies... ese es mi Dios. No es el que venden desde Roma (allí se han olvidado del contenido y han dado más importancia al continente). Espero no decepcionarte, amigo. Alimenta esta felicidad para que con ella pueda poner una sonrisa en aquel que no la conoce. Gracias, amigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"