Watch the world burn




Arrancarme la piel a trozos y gritar... o más, ¿quién sabe?. Me dirijo a ninguna parte andando como en aquella escena del Drácula de Coppola en la que el vampiro, convertido en mosntruo, maldice a Dios, clava su espada en el centro de la cruz y de ella brota una fuente de sangre... muy roja.


Desgarro por lo que no fue, por lo que no es y por lo que no será... desgarrado por las posibilidades de absoluta certeza de sentir lo que no debe ser sentido. Me consuelo en la posibilidad de matanzas, guerras y miembros amputados volando... bañandome en sangre ajena y gritar rompiendo los límites de las nubes... deshacerlas en lluvia y lavar mis ojos de lagrimas negras... como descubriendola de una extraña pintura de guerra


Quiero matar los sentimientos mios y los ajenos... ¡YA ME CANSÉ! matar y morir matando...


Abajo con los que sienten... pueden creerse superiores... no debe haber nadie... mereceis morir todos... morid entre mis brazos. Lloraré dos segundos vuestra muerte. Pero es el azar... una moneda de dos caras. Mis Dos Caras. La mala y la peor... Quiero matar... por sentir lo que no siento y además que os sea devuelto y correspondido... y yo sea un mar de lágrimas...


¿No os lo mereceis?


¿Yo me merezco esto?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"