Claro y Conciso


S- ¡Señor Iudal! ¿Podemos hablar? (TOC TOC TOC!)
M- El amor era... (TOC TOC TOC!)... ... ¡HIJO DE PUTA! ¡MALDITO SARASA CULIPRIETO! ¿¿¿¡¡¡SÍ!!!???
S- Qui... quizá pueda esperar...
M- ¡Sí!
S-... oiga... he he encontrado a Verdel, señor Iudal...
M- ... vaya, pues es un alivio
S-... ¿usted le hizo algo a mi perro?
M- ¿te das cuenta de que yo trabajo en casa?
S- ... emm... no, no lo sabía
M- ¿te gusta que te interrumpan cuando estás mariposeando en tu jardincito?
S- No... no... de hecho le quito el timbre al teléfono y a veces le pongo un cartón encima... y...
M- ¡Pues yo trabajo a todas horas! ¡Así que nunca, nunca me interrumpas! ¿De acuerdo?... Ni aunque haya un incendio, ni siquiera si oyes un golpe seco en mi casa y al cabo de una semana sale de aquí un olor que sólo puede ser el de un cadaver putrefacto y has de llevarte un pañuelo a la cara porque el hedor es tan fuerte que te vas a desmayar... aun así ¡NO LLAMES AQUÍ!... o si es la noche de las elecciones y estás emocionado y quieres celebrarlo porque algún chupapollas con el que sales ha sido elegido el primer presidente marica de los Estados Unidos... y ha decidido que te va a llevar a hacer locuras a Camp David y quieres a alguien con quien compartir ese momento... aun así, ¡NO LLAMES!... a esta puerta NO... ¡No! ¡Bajo ningún concepto!... ¿lo has captado, ricura?

Comentarios

Unknown ha dicho que…
-[Melvin] ¡No lo entiendo! A mí me hacen comprar un traje nuevo y tú puedes vestir de andar por casa. No lo entiendo... ¿Qué...? ¡No, espera! ¿Qué...? ¿A dónde vas...? ¿Por qué? Ehm... No pretendía decirlo así, o sea... (Tienes que sentarte). Puedes seguir clavándome la mirada, siéntate y clávamela.
-[Carol] Dime un cumplido, Melvin. Necesito uno, rápido. No te imaginas cómo ha herido mis sentimientos lo que acabas de decir.
-[Melvin] ¡En el mismo instante que alguien entiende que te necesita te amenaza con marcharse! ¡Nunca...!
-[Carol] ¡Un cumplido es algo bonito sobre otra persona! ¡Ahora o nunca!
-[Melvin] ¡Está bien!
-[Carol] ¡Y siéntelo!
-[Melvin] ¿Podemos pedir antes?
-[Carol] De acuerdo...
-[Melvin] Ehm... [al camarero] ¡Dos cenas a base de cangrejo, cerveza de barril helada, ehm...! [a Carol] Las patatas, ¿cómo?
-[Carol, entre susurros] Fritas...
-[Melvin] Fritas. ¡Patatas fritas y asadas!
-[El camarero] Avisaré a su camarero.
-[Melvin] Mi camarero... De acuerdo... ¡Bien, tengo un cumplido estupendo para tí, y es cierto!
-[Carol] Me da pánico que vayas a decir algo horrible.
-[Melvin] No seas pesimista, no es tu estilo. ¡Muy bien, allá voy! Está claro que es un error. Tengo una... dolencia... Mi médico, un psiquiatra al que solía ir contínuamente, dice que en el 50 o 60% de los casos una pastilla ayuda mucho. Yo las odio, son muy peligrosas. ¡Un odio! Aquí utilizo la palabra ODIO para las pastillas, ¡un odio! Y mi cumplido es que aquella noche, cuando viniste a casa y me dijiste que nunca te...
-[Carol] Ehm...
-[Melvin] Uhm... ¡Vale! ¡Bien! Eh... ¡estabas allí, ya sabes lo que dijiste! Bien, mi cumplido para ti es... que por la mañana empecé a tomar las pastillas.
-[Carol] No logro captar por qué es un cumplido para mí.
-[Melvin] Tú haces que quiera ser mejor persona.

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"