Son los pequeños detalles los que hacen que la vida merezca la pena


Y sin duda alguna, uno de esos pequeños detalles es ver nevar mientras escuchas Ice Dance (la canción que suena ahora mismo si tu red no es tan lenta como la mia) de la banda sonora de Eduardo Manostijeras.

Nunca he hablado de las veces que he visto nevar en este blog, ni de lo que siento cuando lo veo.
Digamos que me encanta ver nevar y me encanta más aun ponerme bajo la nevada y sentir el cosquilleo de los copitos de nieve en mi cara...

Cuando siento los copitos acariciandome, haciéndome cosquillas en la cara, digamos que me siento menos solo. Como si Dios, la naturaleza o lo que sea me dijeran: ¡eh, estoy aquí! no te preocupes, estoy aquí.

Ayer fue un día asqueroso, pero con cosas así vuelvo a sonreir sinceramente. Lo olvido todo, cierro los ojos y dejo que los copos me acaricien.

Me siento bien, despues de todo y aunque TODO sea un sueño: son los pequeños detalles los que hacen que la vida merezca la pena.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"