Revelación Cuarta

Tu rey viene a ti, justo y victorioso, 
pero humilde, montado en un burro, 
en un burrito, cría de una burra. " 
Zacarías 9:9

------------------------------------------------------------------------------

"Y en aquellos días- me mostró el Revelador- los cielos se oscurecerán, las olas se detendrán y los astros caerán de sus tronos etéreos. Las bestias ensordecerán a la humanidad y no habrá palabras de consuelo para los que quedaron. Pues aquí ves cómo tú, mi Justo, eres desterrado de tus tierras, que por derecho te pertenecen. Te instalarás en la ciudad de la piedra y allí esperarás. Te entronizarán con justicia y allí creerás haber encontrado cuanto necesitabas. Tu trono palidecerá con los rayos de la Tierra de la Luna y brillará por todos los tiempos bajo las cigüeñas. Y allí morarás por muchas lunas. Pero no confíes en la estabilidad de la roca desnuda sobre otras rocas de menor tamaño. Las avalanchas vendrán antes de lo que imaginabas y si caes en la arrogancia, tú, mi Justo, serás sepultado.

Resiste la gran prueba que te traen los tiempos oscuros que se avecinarán, los de las olas en calma, los vientos quedos y los cielos sin estrellas. Resiste en tu trono de oro nuevo pues tu destierro será tu salvación a mis ojos. Puede que no a los tuyos, puede que no ante los hombres. Pero tu renacimiento glorioso, el despertar de tus majestades depende de la calidad de tus lágrimas, de la pureza de tus sufrimientos.

Yo soy el Revelador, y como tal sé guiarte por los caminos. Los que traen un firme malo son aquellos que conducen a mayor gloria. Estuve junto a ti en tus mayores trabajos pero no podías verme, no podía manifestarme pues era tu camino: el camino de la sangre y las lágrimas, tu camino. El de los sacrificios de tu corazón roto por las traiciones. Ése es. No busques en los cielos lo que tienes en ti mismo, mi Justo. Yo guío tus pasos pero tú sólo eres quien hace el camino que te conduce a la eternidad sufriendo. Oráculo del Revelador".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"