Hubo una época maravillosa y perfecta.




-Las personas que han amado una vez están más predispuestas a volver a amar. ¿Cree usted que existe alguien a quien pueda amar tanto?
-Verá, doctora, eso cuesta creerlo
-Y ¿qué es lo que va a hacer?
-Pues... Voy a levantarme cada mañana y...respirar durante todo el día y... dentro de un tiempo no tendré que recordarme que me tengo que levantar cada mañana y respirar... Y, quizá, dentro de un tiempo ya no tendré que pensar que... hubo una época maravillosa y perfecta.
-Dime ¿qué tenía de especial?
-Digame usted, ¿cuánto dura esta sesión?... Pues eran un millón de pequeños detalles y al sumarlos todos se veía que estábamos hechos el uno para el otro. Y yo lo supe la primera vez que le toqué. Fue como llegar a casa... Sólo que a una casa que yo nunca había visto y fue al darle la mano para ayudarle a bajar de un coche... y lo supe. Fue como... magia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"