Exequias por el Fénix

El mundo es gris y triste. Un puñado de ceniza... lo que sobra del fuego, lo que sobra de la llama... lo que sobra de lo que ha sido quemado...eso es el Fénix ahora.

Restos calcinados de lo que un día fui...

Tristes tañen las campanas en mi corazon... no hay vida... solo muerte.





silencio...




guardemos silencio...




unos segundos tan solo... ¿lo oyes?...




...




...




claro que no, porque las cenizas no emiten su lamento... solo el macabro canto de la muerte planea sobre nuestras cabezas...



Las cenizas recogidas en un pobre baulito de madera... dejemos que reposen... quizá algun día la esperanza vuelva... acompañemos sus cenizas con la terrible voz del órgano...




Que nadie duerma... permaneceré en vela esperando si me quedan en esta hora fuerzas aun... que nadie duerma... nessun dorma



Que las campanas rasguen el silencio

que sus terribles notas lleguen como oraciones...

que Dios se entere de que este Fénix necesita esperanza para renacer...




¿de verdad hay esperanza para este Fénix?... quien sabe...

yo solo se que no todas las historias acaban con un "y comieron perdices"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"