Nuevo boletín informativo: cotillas, no absteneos.

Hacía bastante tiempo que no me sentaba tranquilamente a escribir sobre mí en este blog. La verdad no sé cuanto hará, ni siquiera me he puesto a ver cual fue el ultimo post de resumen-de-mi-insulsa-vida. Pero a partir de hoy será este el último.

¿quá ha tenido que pasar para que me siente y escriba? La enfermedad... sí, así de claro. Si ahora mismo no estuviera retorciendome de dolor de estomago (literalmente) y otras cosas un tanto escatológicas y que por respeto os ahorro (aunque ya sabreis qué son) tendría que estar... camino de casa porque mi jornada universitaria habría terminado ya... pero bueno, nada como una gastronteritis para que un blogger se una más a su blog...



Hace justo una semana estaba llegando a Madrid... lo que daría por volver a aquel día una y otra vez aunque si mal no recuerdo casi tengo que mear en una botella de agua porque estuve a punto de hacermelo encima en el autobus... por suerte todo acabo bien y ni meé en una botella ni me lo hice encima. Los señores Alex y Johnny me esperaban y me hizo mucha ilu conocerlos en persona por fin. Luego el caos de hormonas cuando juntamos a los adolescentes de todos los lugares congregados, a saber: Villanueva de la Serena (Badajoz), Jerez de la Frontera (Cádiz), Elda (Alicante), Bilbao, O Porriño (Pontevedra), Coslada (Madrid) y Zaragoza. Una de las cosas que descubrí a posteriori es que los de Villanueva somos los primeros en perder nuestro acento en favor de otros. Normalmente solemos mudarlo por el acento de Zaragoza o por el de Jerez (que podría decirse que son los más marcados y pegadizos, aunque el acento gallego sea tambien muy marcado pero es más artificial, podría decirse, en alguien que no es de Galicia, por eso es muy dificil que se pegue con tanta facilidad). Todo depende tambien de las compañias que frecuentes, yo acabé con una mezcla entre el gaditano y el maño que ya, gracias a Dios, he perdido. Sin embargo la mayoría de mis chicos regresaron hablando maño. Es algo que como filólogo sería interesante estudiar, la pérdida de acento inconsciente.

Llegué y dormí, el lunes... un día gris y triste, el martes regreso a Cáceres, el miércoles otro anodino dia de clase (lo que más rabia me da despues de todas esas experiencias tipo Pascua es que al llegar descubres que mientras tu has vivido algo superintenso y que incluso te ha cambiado en algo el resto del mundo sigue con sus mismas historias, sus mismas cosas... se que no es culpa vuestra pero es algo que me jode profundamente y algo por lo que siempre acabo abatido durante un tiempo hasta que vuelvo a la rutina) y hoy, en teoría tendría que haber ido a clase pero, ya sabeis... estoy enfermito.

Juu... estoy malito y solito... lo que necesito ahora alguien que me de mimos y me cuide y no existe ese alguien... en fin.

Como siempre digo, no todos los cuentos acaban con "y fueron felices". Lo mío será un drama a lo Davy Jones o a lo Sweeny Todd... un ser atormentado que se volverá de piedrá y herirá sin que le importe una mierda a los demás...

siguiente paso... arrancarme el corazón para dejar de sentir cualquier cosa...



En fin, creo que ya me he desahogado lo suficiente, ¿no crees?



Fenix en cenizas

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
ola padre manolo!! pobrico mio, yastas mejor? a mi tambien me a costado volver a mi rutina, limpiar caquitas, mocarrones pero que majicos que son mis chiquis. me he reido mucho leiendo sobre todo con lo de la botella. Jopetas que no pude hablar contigo todo lo que hubiera querdido hablar pero bueno siempre nos quedara hoyo o Calella no??
pos nada voy a seguir sumergiendome en tu blog ya que lo he descubrido jajaja.
muchos besicos silvia
P.D: Bien orgulloso te tendrias que sentir de ser tan camaleonico al ablar tantos acentos.

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"