Sobre los finales que no lo son o al menos no lo son por ahora...

¿cómo? ¿qué? ¿cuándo? ¿por qué?... hay cosas que no entiendo y otras que sí.
No hay malas noticias, no al menos por ahora.
Todo sigue igual. Con sus momentos de menos alegría y con sus momentos de euforia descontrolada, potente y megalómana... cada día pienso más que soy ciclotímico... ¿se escribe así?.

El caso... estoy en un final que es por sí mismo un final, pero que no tiene que ser necesariamente un final... al menos es el principio de algo o ¿es el final?

No se, creo que mañana tendré una respuesta plausible

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"