El soñador de nuevos mundos.


Jorge Brown era un chico como cualquier otro, pero que soñaba más allá de lo que el mundo podía y por ello el mundo le rechazó. Es otro "Varón de Dolores" como dijo el profeta Isaías: "Despreciado y rechazado por los hombres, hecho para el sufrimiento. Todos evitaban mirarlo; fue despreciado y no lo estimamos".

Y quizá por ello cayó en la politoxicomanía: bisexual, bohemio, incomprendido... tenía todas las papeletas. Y que me perdone su tía Sofía (un placer que siga este blog, gracias por ello) pero quizá su muerte hizo más por él y por el mundo de lo que jamás se habría pensado. Su luz empezó a brillar con fuerza entonces. Como uno de esos mitos de griegos en los que un héroe caido ascensiona al cielo para convertirse en estrella inmortal. Como Ganímedes, el chico más hermoso del planeta, del que Zeus se enamoró y le raptó para llevarle al cielo.

"El silencio hecho palabra" es una parte de su legado. Una recopilación de sus diarios, un canto muy triste, muy cruel y muy duro... realmente hay que tener el valor de leerlo porque puedes acabar muy deprimido leyendo determinados pasajes. Pero en general es un canto a perseguir sin rendirse los sueños. Como si el propio Jorge nos dijera tras leer el libro: aquí teneis lo que yo fui, no caigais en mis errores, ¡vivid y sobre todo luchad!.

Es un libro que recomendé leer a algunos de mis filólogos y alguno lo ha leido y les encantó, y apoyan mi tesis de que es un libro que habría que recomendar, cuando seamos docentes, a los chavales de bachillerato. A mi desde luego me parece mejor recomendar un libro así, con mensaje, en lugar de los típicos "Campos de fresas" y otras memeces pseudodramáticas, porque por encima de todo es una historia real.

Me gustaría dejar, para finalizar, un video con las palabras de su tía Sofía acerca de Jorge. Os recomiendo ir a una librería y comprarlo. Es una de esas historias que merece la pena conocer.



Comentarios

Sofia ha dicho que…
Mi querido Fenix:

Estoy todavía con la lágrima puesta tras leer tu comentario sobre Jorge, y me siento tan conmovida y agradecida que no encuentro las palabrasa adecuadas para expresarte lo que has movido en mí.
Suscribo cada una de tus reflexiones sobre su historia y, sobre todo, siento como tú que su muerte fue la solución perfecta, la gran luz que terminaba con tanto dolor incomprendido. O no tan incomprendido, porque en algún lugar de su diario aparecen referencias a su misión, a su sacrificio.
Yo creo que Jorge está ahí como una antorcha en el camino para ayudar a que otros reaccionen y puedan encontrarse a sí mismos.
Jorge sabía que en la muerte hallaría la paz que anhelaba y la comprensión profunda, por eso escribió cosas como:

"Pido salir de la corrupta sabiduría del hombre y penetrar en los confines infinitos de su celestial reino".

o esta otra:

"Encadenados al cuerpo, romper la forma de la figura para dejar escapar su fino color de espacio. Dejar a la luz entrar, y abrazarnos con las alas."

Gracias Fenix por esta maravillosa entrada dedicada a Jorge.

Un gran abrazo

Entradas populares de este blog

Comienza la Navidad

Ellos se van, tú te quedas

"A la vida bona"